Noticias

¿Usted (aún no) está infectado con Corona? Debido a esto, el omega-3 es de interés.

La crisis por el coronavirus está teniendo consecuencias devastadoras en todo el mundo. Al aspecto sanitario se une una gran crisis económica provocada por el cierre de millones de negocios. Pero ante este panorama tan desolador, ¿cuáles son algunos de los aspectos positivos que podemos sacar de esta situación? 1. Valorar el contacto físico y las muestras de cariño 2. Dar la importancia que se merece a la Sanidad pública 3. Aprender la forma correcta de lavarnos las manos y mantener unas medidas de higiene 4. Distinguir entre los bulos y las informaciones reales 5. Solidaridad Queremos compartir contigo de que manera puedes proteger a tu cuerpo ante esta pandemia que ha revolucionado nuestro planeta, siguiendo las pautas que nos facilita Natura Foundation. El ácido graso omega-3, que se produce de manera natural en los alimentos marinos (algas, kril, mariscos y pescado), juega un papel importante en la regulación de la respuesta inflamatoria que se produce después de la infección con patógenos, incluyendo el Coronavirus (2019-nCov). Cuanto mejor se regule la respuesta inflamatoria, menos probable será que la enfermedad que sigue a la infección, en el caso del Coronavirus el COVID-19, tenga un curso grave. En este artículo le diremos cómo funciona esto exactamente.   AA, EPA, DHA El ácido araquidónico (AA), un ácido graso poliinsaturado omega-6, el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), ambos ácidos grasos poliinsaturados omega-3, son los precursores de una serie de sustancias lipídicas (grasas) que regulan las respuestas inflamatorias: los eicosanoides. Existen eicosanoides pro-inflamatorios y eicosanoides antiinflamatorios. Las lipoxinas son los eicosanoides anti-inflamatorios más importantes. El AA es precursor de los eicosanoides pro-inflamatorios, y los EPA y DHA son precursores de los eicosanoides anti-inflamatorios. Ellos forman parte del mecanismo de regulación por medio del cual la inflamación se mantiene a sí misma bajo control: la resoleómica. Resoleómica La resoleómica es el mecanismo evolutivo detrás de la recuperación de una reacción inflamatoria después de, por ejemplo, una infección. Es un proceso natural de auto-limitación de la inflamación, que evita que la respuesta inflamatoria se salga de control y hace que se resuelva a tiempo. El proceso de la resoleómica se puede dividir en tres fases: Fase de inicio: la producción de eicosanoides pro-inflamatorios proporciona una reacción inflamatoria para desactivar el patógeno. Fase de solución: el cambio de la producción de eicosanoides pro-inflamatorios a la producción de anti-inflamatorios (cambio de eicosanoides), después de lo cual disminuye la inflamación. Fase de terminación: la fase en la que los eicosanoides anti-inflamatorios proporcionan una solución a la inflamación. Este mecanismo evita que las células inmunitarias permanezcan activas durante demasiado tiempo, causando así daños colaterales innecesarios. Mediadores Especializados en Resolución de Problemas (o SPM, por sus siglas en inglés) En el proceso de la resoleómica también desempeñan un papel los llamados Mediadores Especializados en Resolución de Problemas (SPM). Estas son sustancias que controlan y extinguen la reacción inflamatoria. Los SPM provienen de nuestra dieta: ácidos grasos omega-3 y omega-6 (EPA, DHA y AA). Ellos están integrados en nuestras membranas celulares y pueden ser liberados de las membranas celulares durante una respuesta inflamatoria. Luego realizan su función anti-inflamatoria localmente en el sitio de la infección. La composición de los ácidos grasos en la membrana celular determina el nivel de inflamación que se produce en el tejido. Si una membrana celular contiene más, o incluso predominantemente, ácidos grasos omega-6, la respuesta inflamatoria será mayor que si una membrana celular contiene más ácidos grasos omega-3. Una deficiencia de ácidos grasos omega-3 puede causar que la inflamación no se resuelva y que permanezca latente o incluso fuera de control. Un equilibrio alterado de los omega 3 y 6 interrumpe el proceso natural de la resoleómica. Cuando el nivel de ácidos grasos omega-3 EPA y DHA es lo suficientemente alto en relación con el nivel de omega-6, el proceso de resoleómica puede proceder correctamente y la inflamación se puede resolver a tiempo. Conocimiento en la Práctica Se puede ver la importancia de un buen equilibrio de ácidos grasos: cuanto mejor sea la relación entre omega-3 y omega-6, mejor será la reacción anti-inflamatoria natural y habrá menos probabilidades de que haya una infección fuera de control o latente. Dado que los ácidos grasos omega-6 ya están presentes de forma abundante en nuestra dieta occidental, y el cuerpo también tiene otras formas suficientes de inducir una inflamación si es necesario, es muy importante que tomemos una cantidad suficiente de ácidos grasos omega-3 para desactivar nuevamente la inflamación. Desafortunadamente, la mayoría de sus clientes no logran esto con la nutrición, razón por la cual es necesario para muchas personas una suplementación de ácidos grasos de alta calidad y lo más natural posible, para optimizar su relación de ácidos grasos. Fuente:…

Leer más...

Ayuno intermitente en deportistas

El ayuno intermitente parece una dieta de moda para perder peso, pero más que una dieta, es una variedad de ayuno, en la que se intercalan periodos o ciclos de ayuno y alimentación que mejora tu salud y previene enfermedades, y que empieza a ser muy popular entre deportistas porque su eficacia a la hora de ganar músculo, perder grasa y mejorar el rendimiento deportivo.…

Leer más...

Déficit de Magnesio: ¿Como detectarlo?

Una ingesta de magnesio puede originar problemas de salud, pero a menudo sucede que esta carencia para desapercibida. Uno de los motivos es que no hay unas características típicas de un solo deficit determinado. Además, un análisis de suero sanguíneo puede no identificar bien una falta de magnesio. En este artículo podrá leer más sobre detectar un déficit a pesar de estas dificultades.…

Leer más...

El ejercicio es bueno para la microbiota

En general, el ejercicio mejora la circulación sanguínea, por ejemplo, del intestino. Esto produce un mejor suministro de nutrientes y, en consecuencia, una mejor función intestinal. Además, tiene un efecto positivo sobre la motilidad, lo que hace que las heces no se queden demasiado tiempo en el cuerpo. Pero la idea de que el ejercicio también es bueno para los aspectos cuantitativos y cualitativos de la flora intestinal es relativamente nueva.  ¿Cómo funciona exactamente?…

Leer más...

Naturalki live

¡Siguenos!

Información & Cursos

943.290.899

info@naturalki.com

Distribución & Pedidos

Boletín Electrónico


Colaboran con Naturalki

Anzoategui Fisioterapia in Movent Terapia Integral Grupo Biomek Eskua Fisioterapia

Bonusan Asociación Española de Psiconeuroinmunología clínica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies