Noticias

¿Sabes cuánto azúcar consumes a lo largo del día?

¿Alguna vez te has parado a pensar cuánto azúcar consumes a lo largo del día? Según un estudio, 76,3g de azúcar es la impactante cifra de consumo de azúcar en España tras analizar las conductas alimentarias diarias de los españoles, lo equivalente a unos 14 terrones. Esto nos sitúa lejos de los 126,4 gramos atribuidos a los estadounidenses, pero también por encima del límite aconsejado por la OMS (Organización Mundial de la Salud), 50 gramos, e incluso recomienda reducirlo aún más y dejarlo en 25 gramos diarios. Deberíamos tomar como máximo unas 12 cucharadas de azúcar al día.

Por increíble que parezca, hemos pasado de consumir 4 kilos de azúcar por año y habitante en el siglo XVIII a unos espeluznantes 70 kilos. Lo ideal sería que el azúcar suponga el 5% del aporte calórico y nunca más del 10%. En España estamos consumiendo el 17%. No podemos pasar por el alto el hecho de que el abuso del azúcar conlleva riesgos claros de padecer problemas de peso o diabetes. Los casos de diabetes y la obesidad se han disparado como efecto directo del descontrol alimentario en el que estamos sumidos. Muchos han bautizado ya al azúcar como el veneno de nuestra era.

Es un hecho que consumimos demasiado azúcar, muchas veces porque desconocemos la cantidad de azúcar que hay oculto en la “comida”.  Impresiona, sobre todo, la presente en productos dirigidos a los más peques. Cereales industriales, galletas o magdalenas del desayuno, sándwich con zumo envasado en la mochila para el recreo, una lata de bebida carbonatada, batidos, algún bollo industrial para la merienda, en ocasiones, pizza, salchichas, hamburguesas y sus salsas o cualquier otro producto procesado… Seguramente, muchos  padres y madres no son conscientes de la cantidad de azúcar que dan a sus hijos y sus terribles consecuencias para la salud.

galletas dinosaurus
Puleva peques
Danonino

Imágenes: sinazucar.org

Un tercio de la población mundial es obesa o con sobrepeso y 360 millones sufren diabetes. Según los datos de la última Encuesta Nacional de Salud, dos de cada 10 niños españoles tienen sobrepeso y uno de cada 10 sufre obesidad.

Aunque os imaginéis que el azúcar oculto puede ser mucho, seguro que no deja de sorprenderos cuánto es ni en qué alimentos se esconde. Consumimos azúcar en exceso y gran parte del mismo deriva de alimentos procesados: bollería, helados y otros alimentos dulces, pero también los alimentos salados pueden ser una gran fuente de azúcar.

El problema es que como estos alimentos procesados no saben dulce, no los relacionamos con azúcar. Las salsas preparadas o los embutidos también contienen azúcar. Una cucharada de kétchup contiene casi una de azúcar. Un bote de tomate frito de 300 gramos lleva casi 10 cucharadas de azúcar.

Ketchup
Tomate frito
Pizza

Imágenes: sinazucar.org

Por no hablar de los refrescos azucarados, un caso aparte. Una lata de refresco contiene hasta 10 cucharadas de azúcar, es decir, casi la dosis recomendada para ingerir en todo un día. Consumir uno o más refrescos al día está asociado con un incremento del riesgo de desarrollar obesidad, diabetes y trastornos cardiovasculares.

En España consumimos cerca de 2.000 millones de litros de estos refrescos al año. Unos 45 litros al año por persona. Si añadimos el consumo de zumos y néctares la cifra aumenta a 55 litros. Es evidente que litros de azúcar… corren por tus venas y mucha gente parece no darse cuenta, ni darle la importancia que merece. Si tienes sed, no te dejes llevar por la publicidad y mejor BEBE AGUA.  Según advertía un estudio publicado en 2015, más de 180.000 muertes anuales son derivadas del consumo de bebidas azucaradas.

Aquarius
Red Bull
Refresco Cola Burguer

Imágenes: sinazucar.org

Es importante recordar que no es lo mismo el azúcar de frutas y verduras que el azúcar que se añade a los alimentos a nivel industrial para acentuar el sabor. Nuestro cuerpo ni los asimila igual, ni reacciona del mismo modo. Debemos reducir el consumo de azúcares añadidos si queremos respetar las recomendaciones de la OMS de no superar el 10% de las calorías diarias en forma de azúcar ni el 5% de la energía total.

En la web de sinazucar.org podéis encontrar un montón de fotos en las que se detalla el azúcar oculto en muchos productos alimenticios habituales en muchas casas. Consultad siempre el etiquetado de los productos alimenticios que compréis.

¿Cómo conseguimos reducir el consumo de azúcar?

La lucha contra el azúcar se ha convertido en una de las prioridades mundiales en el mundo de la nutrición. Por eso, grandes instituciones, como la OMS, instan a reducir su consumo y recomiendan que los gobiernos tomen medidas para hacer los productos azucarados menos apetecibles, si no al paladar, al bolsillo. En Cataluña, por ejemplo, ya se han puesto manos a la obra con un nuevo impuesto a las bebidas azucaradas. No son los únicos, ya hay distintos gobiernos que están poniendo medidas desoyendo al fin cualquier presión de la industria.

Refresco Cola

El éxito de la subida de impuestos a productos no saludables en otros países está reflejado en el documento Adaptación Española a las Guías Europeas sobre Prevención de la Enfermedad Cardiovascular. En él se refleja que las estrategias de precios pueden conducir a una disminución de las ventas de alimentos no saludables y a un aumento de las ventas de frutas y verduras, mejorando el consumo de energía y nutrientes, el IMC y la salud.  Por ejemplo, el impuesto a la grasa en Dinamarca originó una disminución de su consumo de un 10-15% y el impuesto a la comida basura en Hungría hizo que las ventas cayeran un 27%. El impuesto a las bebidas azucaradas en México provocó un descenso en las compras del 12%.

Países como Alemania se han atrevido a gravar las bebidas azucaradas hasta con un 20% del precio, Inglaterra quiere sacar las máquinas de vending no saludables de los hospitales, Francia ha prohibido el “relleno gratis” de bebidas azucaradas, Chile obliga a advertir en el etiquetado los altos contenidos en grasas, calorías, sal y azúcar, prohíbe la publicidad atractiva para niños en estos productos e incluso ha retirado los juguetes dentro de huevos de chocolate. Parece que por fin en España se están empezando a tomar medidas. Además de en Cataluña, en Murcia se han propuesto desterrar la bollería industrial y las bebidas azucaradas, al menos, del entorno de sus hospitales. Sustituirán los productos azucarados por frutas, ensaladas y otros artículos que “promuevan una alimentación saludable”.

La clave está en la educación nutricional

Está comprobado, como ocurrió con el tabaco, que una subida en el precio tiene un efecto disuasorio y hará que se consuma menos, pero lo realmente importante es que los ciudadanos consuman menos porque sepan que es mejor para su salud, no porque sea mejor para su bolsillo. La mejor solución para reducir el consumo de azúcares sería una buena educación nutricional.

Un ejemplo de política de salud pública sin afán recaudatorio y realmente comprometida en la lucha contra la obesidad podría ser Ámsterdam, que después de analizar sus elevadas tasas de sobrepeso infantil diseñó un programa global para reducirlo implicando a colegios, profesores, entrenadores, padres, sanitarios… Todos los colectivos en contacto con niños fueron movilizados para cambiar los hábitos de vida y contribuir a crear un entorno saludable.

Niña comiendo fruta

Lo que es evidente es que la industria azucarera no va a doblegarse fácilmente. Ha seguido desde sus inicios las mismas malas prácticas que las tabacaleras. Ya en la década de los 50 y 60, la industria azucarera trabajó directamente con científicos para tratar de minimizar el papel del azúcar en las enfermedades cardiacas y trasladar el foco hacia la grasa y el colesterol.

El pasado año, una investigación periodística realizada por el New York Times mostró cómo Coca Cola había invertido millones de dólares para que se pasara por alto la relación entre el consumo de bebidas azucaradas y la obesidad. En otra investigación, llevada a cabo por la agencia Associated Press, se desveló cómo los fabricantes de golosinas también trataban de influenciar los estudios científicos.

En lo que a salud respecta, si detrás de un estudio, hay una industria concreta, no te fíes demasiado. Lo mismo a la hora de elegir qué comer, la comida real, no suele necesitar publicidad.

Reducir el consumo de azúcar conlleva muchos beneficios para la salud a corto y medio plazo. Además de prevenir enfermedades a largo plazo. RECUERDA: La nutrición es mucho más que tan solo comida: es nuestra mejor medicina.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

essb_cached_image:
http://www.naturalki.com/wp-content/uploads/2017/05/sugar-2263618_1920.jpg
url_de_registro:

Naturalki live

¡Siguenos!

Información & Cursos

943.290.899

info@naturalki.com

Distribución & Pedidos

Boletín Electrónico


Colaboran con Naturalki

Anzoategui Fisioterapia in Movent Terapia Integral Grupo Biomek Eskua Fisioterapia

Bonusan Asociación Española de Psiconeuroinmunología clínica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies