Noticias

La importancia de los probióticos para el equilibrio de nuestra flora intestinal

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota o flora intestinal. La mayoría de ellas no sólo no son perjudiciales para nuestra salud, sino que aportan grandes beneficios, como la absorción de nutrientes de los alimentos que ingerimos. Todos sabemos lo importante que es para nosotros nuestra flora intestinal, pero, a veces, no nos paramos a pensar el alcance de su funcionamiento en nuestro día a día.

El equilibrio entre esas bacterias y nuestro intestino es delicado y puede verse afectado por la alimentación, el estrés, enfermedades o algunos medicamentos. Si “somos lo que comemos”, es importante saber cómo contribuyen ciertos alimentos a mejorar la salud. El consumo de alimentos con prebióticos y probióticos o, en su defecto, de suplementos puede ser útil para mantener este equilibrio. El estrés, los estilos de vida poco saludables, y lo más importante, las dietas poco saludables, destruyen nuestras cantidades naturales de microorganismos probióticos.

Mantener el equilibrio de la microbiota o flora intestinal es esencial para evitar que surjan desórdenes que afecten a nuestra salud o correr el riesgo de sufrir ciertas patologías. Existen vínculos entre la alteración de estas poblaciones bacterianas y las siguientes enfermedades o patologías: inflamación crónica, enfermedad autoinmune, asma, cáncer, enfermedad celíaca, eczemas, salud cardiovascular u obesidad. Una flora intestinal desequilibrada también puede provocar síntomas como la depresión, ansiedad, autismo y TDA. Hay una fuerte correlación entre un buen estado de salud intestinal con un estado emocional equilibrado.

¿Qué son los Probióticos?

Los probióticos son bacterias vivas y levaduras que residen en nuestro cuerpo y que son buenas para la salud, especialmente, para la del sistema digestivo. Ayudan a mantener la microbiota saludable.

Los probióticos se encuentran en algunos alimentos de forma natural, la mayoría fermentados. Los dos probióticos más famosos son el bifidobacterium y el lactobacillus, que se hallan, por ejemplo, en el yogurt, el kéfir, el kimchi, algunas algas, el miso, el chucrut o los pepinillos, así como también podemos encontrarlos en suplementos.

Yogurt

Tomar alimentos con probióticos o suplementos que los contengan sirve para mantener la buena salud de la flora intestinal, promueve un sistema inmune más fuerte y muchos otros beneficios incluso a nivel mental y neurológico. Se han demostrado eficaces en la prevención de enfermedades como la candidiasis, la intolerancia a la lactosa o la Enfermedad de Crohn.

Función de los Probióticos

Los probióticos favorecen la producción de enzimas naturales y la síntesis de jugos gástricos. Están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo. Suprimen el crecimiento de bacterias dañinas y apoyan a una digestión saludable. Al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.

Además, las bacterias probióticas y levaduras, nos protegen frente a posibles infecciones mejorando la función del sistema inmunológico.

Texto microbiota

Su uso está recomendado para reestablecer la flora en casos de enfermedades inflamatorias intestinales, en pacientes con intolerancia a la lactosa, si se ha pasado por una enfermedad aguda como gastroenterirtis o colitis, tras la toma de medicamentos que alteran la microbiota, como los antibióticos y en otras enfermedades en las cuales se da una sobrepoblación de bacterias “malas”, aunque no sea en el propio sistema digestivo, como podría ser la candidiasis vaginal.

Alimentos Probióticos: Fermentados y sus beneficios

La clave para mantener la buena salud digestiva, es lograr un equilibrio entre bacterias buenas y malas, ya que es ahí donde se originan más del 80% de las enfermedades conocidas. Mediante la introducción de alimentos probióticos o suplementos  podemos lograr restaurar ese equilibrio a los niveles correctos.

Fermentados

Fermentar los alimentos es una de las técnicas de preparación y conservación más usadas y más antiguas de la historia de la humanidad. La fermentación predigiere los nutrientes haciéndolos más fácil de digerir, aumenta la biodisponibilidad de vitaminas y minerales, es una fuente importante de probióticos, mejora el sistema de defensa y modula la inflamación gastrointestinal… Tal y como aprendimos en el ‘Curso de Fermentados’ que realizamos en Donostia con Amaloha Casanova y M.Luisa Docio, donde también llevamos la teoría a la práctica aprendiendo realizar fermentados de berza (chucrut) y manzana y hasta gominolas de fermentados.

Curso de Fermentados

Suplementos de Probióticos

En orden de mejorar y equilibrar la flora intestinal, también es importante tener en cuenta la opción de incluir probióticos en forma de suplemento. Las personas que más se pueden beneficiar son las que padecen alguna enfermedad de las conocidas como autoinmunes, como la colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn.

Probiótico Darmocare Extensis

La salud de nuestro sistema inmunológico proviene aproximadamente en un 85% de nuestro intestino, con lo cual aumentar los probióticos en nuestra dieta o tomar suplementos que los contengan ayudará, en general, a mejorar nuestra salud. La salud general de la persona está determinada en un alto grado por el grado de equilibrio de la flora intestinal. Por tanto, para una buena salud es absolutamente necesaria una flora intestinal sana.

Los expertos en medicina ortomolecular, así como los especialistas en nutrición, suelen prescribir la toma  de suplementos probióticos después del uso de antibióticos o para tratar las infecciones fúngicas.

Probiótico Darmocare Infantis

Para bebés y niños pequeños es importante elegir un probiótico en el cual la composición está específicamente adaptada a ellos. En la categoría de esta edad, la flora intestinal difiere considerablemente de la de los adultos y principalmente comprende bifidobacteria. Bifidobacteria infantis es particularmente importante; esta es la cepa bacteriana más prominente en los recién nacidos.

Lactancia materna

essb_cached_image:
http://www.naturalki.com/wp-content/uploads/2017/08/young-woman-2194044_1280-e1503309676850.jpg
url_de_registro:

Naturalki live

¡Siguenos!

Información & Cursos

943.290.899

info@naturalki.com

Distribución & Pedidos

Boletín Electrónico


Colaboran con Naturalki

Anzoategui Fisioterapia in Movent Terapia Integral Grupo Biomek Eskua Fisioterapia

Bonusan Asociación Española de Psiconeuroinmunología clínica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies