Noticias

La causa de la depresión podría estar en nuestro intestino

¿Sabías que la causa de la depresión podría estar en nuestro intestino? Según la OMS, la depresión es un trastorno mental caracterizado por la tristeza, la pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, la falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración. Es un problema de salud que provoca discapacidad para llevar a cabo una vida normal y, según este organismo internacional, afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. En la actualidad, cada vez son más los científicos que estudian qué relación tiene nuestro intestino con nuestro estado de ánimo y nuestro comportamiento.

Hasta hace poco, el intestino, ‘nuestro segundo cerebro’, era una de las partes de nuestro organismo más infravalorada. Sin embargo, hoy en día, son muchos los científicos que miran al intestino y a los más de 100 billones de bacterias que alberga buscando explicaciones y posibles soluciones a problemas como la obesidad y la diabetes, e incluso la depresión, la ansiedad y el autismo.

Cada vez más investigaciones confirman que los desequilibrios en la flora intestinal pueden causar trastornos cognitivos y neurológicos. La ansiedad, la depresión, los trastornos intestinales, la esclerosis múltiple, el parkinson e incluso algunos tipos de autismo y de alzheimer manifiestan síntomas cerebrales e intestinales.

Alrededor de la depresión todavía existen muchas incógnitas en cuanto a sus causas, tratamiento y proceso de recuperación. Diferentes estudios han tratado de analizar en detalle qué es lo que afecta a nuestro cerebro para caer en ese estado. Algunos de estos estudios han sugerido la sorprendente conclusión de que la clave, o una de las claves, podemos encontrarla  en el sistema digestivo.

Durante muchos años se creyó que el sistema inmune era un sistema de funcionamiento independiente, sin embargo, los estudios han demostrado que el cerebro y el sistema inmune están en conexión constante.  Desde la PNI clínica se sabe desde hace mucho tiempo que el cerebro y el sistema inmune están en constante comunicación. De hecho, como se puede comprobar, la evidencia científica al respecto es cada vez mayor en los últimos años.

Cuando algo no funciona bien, los nervios del tubo digestivo se hipersensibilizan amplificando los estímulos que originan el malestar, la náusea, el dolor, etc. El cerebro registra estas señales provenientes del sistema digestivo y, a su vez, las modifica bajo el influjo de emociones como la angustia, la ansiedad o la depresión.

Hombre depresión

Incluso algunos científicos consideran que los niveles epidémicos de ansiedad y depresión que vive la sociedad actual no se explican únicamente por el estilo de vida moderno, sino que también estarían provocados por una dieta inadecuada que afecta a las bacterias encargadas de producir algunos neurotransmisores básicos para mejorar nuestro estado de ánimo y el funcionamiento de nuestras funciones cognitivas.

Por ello, el estudio del microbioma puede suponer un camino para comprender estas conexiones entre el estado de ánimo y la salud física.

De hecho, un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad McMaster, en Canadá, y publicado en la revista Nature Communications recoge que la microbiota intestinal podría desempeñar un papel clave en el desarrollo de trastornos psicológicos como la depresión o la ansiedad.

Comer comida basura es una de las peores cosas que podemos hacerle a nuestro cuerpo y, según la evidencia científica, también a nuestra mente. Varios estudios han señalado que las personas que consumen este tipo de comida con frecuencia tienen mayores probabilidades de sufrir depresión.

Por ejemplo, en el caso del consumo de azúcar, el último estudio que se ha publicado duró 22 años y estableció que las personas que consumían 67 gramos de azúcar al día o más tenían un riesgo un 23% mayor de sufrir depresión al cabo de cinco años. Aunque no se conoce el mecanismo exacto, se sospecha que el azúcar produce una subida rápida de insulina y al poco tiempo un “bajón” que hace aumentar el cortisol y la adrenalina, hormonas del estrés, afectando al cerebro.

¿Podría, entonces, un cambio en nuestra dieta curar la depresión? No, no puede. Al menos, por el momento, no hay evidencias científicas hasta la fecha de que esto sea así. Aunque la relación directa entre el sistema digestivo y los desequilibrios emocionales es cada vez más sólidamente reconocida, los expertos advierten de que todavía hay que investigar más para  poder establecer un tratamiento.

Chica depresión

Sin embargo, según un estudio, existen algunas recomendaciones alimentarias generales para prevenir la depresión como seguir patrones de dietas tradicionales, como la mediterránea, aumentar el consumo de frutas, verduras, cereales enteros, frutos secos y semillas, incluir un alto consumo de alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados con Omega 3 o limitar el consumo de alimentos procesados, comida rápida, productos de repostería industrial y dulces.

Un buen sistema nervioso que permite dormir bien, estar equilibrado y hacer ejercicio físico potencia el sistema de defensas. Y a la inversa, sabemos que los estados estresantes, deprimentes y crónicos, son estados proinflamatorios.

La alimentación siempre desencadena una reacción inflamatoria. Cuando comemos, ingerimos tanto nutrientes como bacterias.  El cuerpo distribuye entonces simultáneamente tanto la glucosa digerida como las bacterias que la acompañan. Esto desencadena una reacción inflamatoria que activa el sistema inmune.

La activación crónica del sistema inmune puede causarse, por ejemplo, por sobrealimentación, comer demasiadas veces, estar mucho tiempo sentado, sedentarismo, falta de sueño, escaso ejercicio o por problemas psicoemocionales no resueltos. La suma de estos factores de riesgo provoca la activación crónica de los ejes de estrés y la penetración de desechos bacterianos en el torrente sanguíneo. El resultado es una inflamación crónica de bajo grado.

Por las investigaciones sabemos que, prácticamente todas las personas con depresión, autismo, trastorno obsesivo-compulsivo, esquizofrenia, párkinson y alzhéimer, padecen inflamaciones graves del cerebro.

Cada vez son descubiertos más trastornos derivados de la inflamación de bajo grado. Y ello es también aplicable a la depresión. Este reconocimiento conlleva importantes consecuencias para su tratamiento.

Si eres profesional de la salud y quieres conocer las herramientas necesarias para el tratamiento de la depresión, puedes apuntarte al seminario gratuito ‘Depresión: evolutiva y ortomolecular’ organizado por Bonusan en colaboración con el Centro Anzoategui que tendrá lugar en Bilbao el próximo viernes, 29 de junio, mándandonos un email a info@naturalki.com con tus datos.

Amaloha Casanova, ponente de este seminario y Asesora científica de Bonusan España, nos ayudará a resolver todas nuestras dudas sobre esta patología en este seminario, siguiendo el siguiente programa:

¿Cuáles son las inflamaciones de bajo grado?
¿Cómo se transforma una inflamación de bajo grado en una neuroinflamación?
Cómo reconocer los síntomas de la inflamación de bajo grado y de la depresión
Reconocimiento de las depresiones dopaminérgicas y serotoninérgicas
Reconocimiento de los doce factores ambientales que desencadenan la depresión
Conocimiento de la utilidad evolutiva de diferentes tipos de depresiones
Estrategias personales ortomoleculares para un tratamiento efectivo

Amaloha Casanova

essb_cached_image:
http://www.naturalki.com/wp-content/uploads/2018/05/depresión1.jpg
url_de_registro:

Naturalki live

Naturalki - AvatarNaturalkiPniNaturalki

#News Más de 10 millones de toneladas de #plástico llegan cada año a los #océanos. De hecho, en 2050 se espera que… https://t.co/9vRfUQHDI1

Naturalki - AvatarNaturalkiPniNaturalki

#News Como defensores de un estilo de vida saludable, evolutivo y activo y, tras el éxito de las anteriores edicion… https://t.co/JKGyQcFagC

Naturalki - AvatarNaturalkiPniNaturalki

#SabíasQue Los pacientes afectados por este trastorno de #AlergiaALaCarne, a menudo se despiertan en medio de la no… https://t.co/b5uszP0B6V

¡Siguenos!

Información & Cursos

943.290.899

info@naturalki.com

Distribución & Pedidos

Boletín Electrónico


Colaboran con Naturalki

Anzoategui Fisioterapia in Movent Terapia Integral Grupo Biomek Eskua Fisioterapia

Bonusan Asociación Española de Psiconeuroinmunología clínica

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies